Piedras volcánicas

El masaje con piedras volcánicas, ayuda a equilibrar y restaurar la armonía de tu cuerpo.

Las piedras volcánicas están llenas de energía y vitalidad, no sólo por su composición volcánica, sino también por el agua cristalina del río que ha fluido sobre ellas.

Calentamos las piedras con agua caliente, y las colocamos en los puntos clave de energía de tu cuerpo. La penetración del calor y el peso de las piedras, relajan el tejido muscular produciendo un profundo confort.

Mientras tanto, hacemos deslizar suavemente las piedras y las manos por tu cuerpo de manera alterna, realizando un masaje sedante para relajar, armonizar la energía y calmar los músculos doloridos.